Modern Gauntlet

Formato
Modern
Por Gonzalo
lunes 21 de julio del 2014

Hola a todo el mundo. Ha pasado más tiempo del que me gustaría desde mi último artículo, pero he estado ocupado con mi último año de grado y no he podido estar tan pendiente del formato como me habría gustado.

En compensación, hoy voy a intentar poneros al día de cara a los PTQs para Honolulu. Este año sólo podré competir en dos PTQs más: Valladolid y Sevilla; así que la preparación si quiero alcanzar un buen resultado debe ser muy exhaustiva.

En mi grupo de compañeros hemos decidido preparar a conciencia el viaje a Sevilla y el formato completo, así que lo primero que hicimos fue decidir que barajas definen el formato, para comprenderlas y saber plantear las partidas correctamente. Esto es lo que se conoce como Gauntlet: el conjunto de barajas a encarar tarde o temprano por cada integrante del formato.

Y estos jugadores suelen ser heraldos de una determinada baraja, pero nunca se sale de las conocidas como las seis grandes. Ahora pasaré a establecer una lista de cada baraja y presentar un poco a su heraldo¿Y cuáles son estas barajas? Esa es la pregunta clave, porque nos hallamos ante un formato muy dinámico, y cada semana parece que domina uno de los grandes arquetipos. Pero esto no es del todo cierto. En realidad quien domina los torneos son los pilotos. Hay pocos emparejamientos tan polares que cualquiera podría ganar aun no conociendo sus claves, de modo que grandes jugadores compensan debilidades de sus barajas y se alzan con la victoria.


Se trata de una baraja que lleva dando vueltas por el format desde que desbannearon la carta Valakut, the molten pinnacle. Ha visto todo tipo de versiones desde entonces, desde versiones agresivas con Huntmaster of the Fells y Steppe Lynx hasta estas listas controleras con una condición de victoria ineludible. El actual competidor con más renombre es el koreano que se coronó en el GP Minneapolis. Se trata de una baraja en la que cada carta te acerca un poco más a robar su carta estrella, y en la cual el turno que te puede comprar Remand o Repeal es tremendamente importante, pues cada land drop te acerca a la victorial. Resulta importante conocer los mecanismos de la baraja y no dar ventajas que nuestro adversario pueda aprovechar con mucha facilidad. Si nos tapeamos cuando el escapista tiene 5 tierras, es muy fácil que un Sakura-Tribe Elder junto a un cambio de paisaje y el drop de turno nos lleven a la siguiente partida.

La lista de Jung es bastante estándar, pero difiere con la tónica habitual en que no lleva ningún Peer through depths, carta que aporta mucha velocidad al combo, pero que sin embargo no garantiza land-drop, parte importante del motor de robo de la baraja, ya que sin siete tierras que sacrificar, de poco nos sirve el Scapeshift. Por esto ha incluido en la baraja 4 copias de Serum Visions y Telling time, así como múltiples cartas cantrip, de modo que perder un drop de tierra no sea una opción.


En este caso, el jugador que promociona la baraja es el grinder estadounidense Matt Costa, que aunque no ha Ganado ningún GP con ella, ha cosechado resultados consistentemente en Magic Online, y hay disponibles en Channelfireball un par de artículos sobre esta para todo el que quiera aprender un poco más de ella.

Esta es una baraja de Aggro-Control al más puro estilo Flash de tipo 2. Tenemos amenazas proactivas, respuestas versátiles y contrahechizos potentes, así como algunos one-ofs de alto impacto. Es una baraja tremendamente potente, pero muy complicada de jugar a un nivel óptimo. Esto se debe en gran parte a que muchas de sus victorias pasan por combinar columnatas celestiales con diversos rayos y otras amenazas evasivas, y es crucial saber cuándo cambiar de ritmo. Al otro lado de la mesa, es muy importante saber cuándo merece la pena matar a esa tierra que nos pega de 4 y cuando dejar que pase para seguir resolviendo amenazas. La mayor debilidad de esta baraja es su base de maná, y cartas como Spreading Seas, Tectonic Edge o Blood Moon pueden hacerle la vida imposible.



Aunque el estandarte internacional de esta baraja es Patrick Dickmann, en nuestro país tenemos a más de un jugador de alto calibre pilotando clérigos y hadas en cantidades épicas para alzarse con resultados envidiables. Esta es la lista que mi compañero Joy pilotó en el LudoGoya Series de Madrid el mes pasado, y la verdad es que tiene algunos detalles geniales.

Las Twisted Image son un cartón de escándalo, permitiendo librarnos sin perder cartas de todos los aceleradores de pod, más de un cacharro de affinity e incluso los insufribles Spellskite, y de vez en cuando nos sirven para pegar de 3 más con un Exarca. Los Grilletes Vedalken probablemente sean de las 5 cartas más infravaloradas del formato, pues permite deformar partidas enteras y deja sin ninguna opción a más de un emparejamiento.

Es muy importante saber cuándo actuar si tenemos en frente a un jugador de Steam Vents, buscar mal con una sola fetch puede llevarnos a una atascada insalvable, y girar una tierra de más puede dejar via libre a su combo. Esta es una de las barajas más jugadas del formato, y su ventaja reside en que si respetamos demasiado el combo, nos puede freír la cara sin mayor complicación.

Podríamos denominar esto como “La baraja antes conocida como Melira”. Se trata de una Junk Midrange centrada en sacar valor del omnipotente Birthing Pod, y además tiene incluida la letal combinación de Archangel of Thune y Spike Feeder. Acompañando el mecanismo de disrupción y Chord of Calling, puede ser un auténtico dolor de cabeza en cada fase de combate. En la baraja tenemos cartas tremendamente poderosas como Voice of Resurgence y Reveillark, que si nos pillan por sorpresa, podrían enterrarnos en ventaja de cartas.

El piloto estrella de la baraja es nada más y nada menos que Luis Scott Vargas, el paradigma de la experiencia; que ya ha pilotado versiones similares a increíbles resultados en GPs. Durante mucho tiempo fue la versión menos jugada de Pod, pero actualmente ha dado la vuelta a la tortilla, y plantear mal este emparejamiento nos puede dar más de una ronda perdida en nuestros PTQs.

Aunque la lista que os present es la que Gerry Thompson recomienda de cara a los PTQs, y quie él mismo ha llevado a varios, el auténtico heraldo de la baraja no es otro que Willy Edel. El brasileño lleva meses jugando variantes de Jund, Rock y Junk, y probablemente sea el jugador de midrange más experimentado del formato. Ahora mismo está jugando una lista muy similar a esta, pero con un splash blanco, sustituyendo los Courser of Kruphix por Lingering Souls, y de este modo gana bastante variedad en el banquillo. Conociendo a este hombre, probablemente esa sea la mejor opción, pero a la hora de testear, os recomiendo quedaros en Rock, pues os permite comprender los ángulos de ataque de Jund y Junk, sin tener que comprometer vuestra base de maná, de modo que el jugador que la pilote le cogerá el truco con más velocidad. Y si finalmente alguno se decanta por la baraja, ese es el momento de probar los splash rojo o blanco.

Se trata de una baraja que parece mucho más sencilla de jugar delo que realmente es. Si bien es cierto que hay partidas en las que la curva de inquisición Tarmogoyf Liliana of the veil es muy absurda y sencilla, en innumerables ocasiones dependeremos de activaciones de Tectonic Edge, ataques con Treetop Village o incluso Slaughter Pact a uno de nuestros bichos para que el Lightning Helix de nuestro oponente falle objetivo y él no gane vidas para poder ganar. Esta es una de las barajas más interesantes del formato, y no saber cuándo girarnos para estar a salvo de una Liliana puede romper todos nuestros esquemas.

 

Esta baraja probablemente sea la más potente del formato, tiene salidas brutales, cartas de impacto altísimo y una aceleración demencia. ¿Cuál es el problema? La linealidad. Affinity es una baraja cuya única dimensión es aniquilar al oponente con un montón de cacharros, y en el formato existen muchísimas cartas que le hacen argoma. De base, probablemente lo peor que nos podemos cruzar sean los Electrolyze, que nos entierran en ventaja, sobre todo acompañados por un playset de Tiago Chans. Los auténticos problemas vienen en las segundas y terceras partidas, en las cuales tenemos que enfrentarnos a Shatterstorm, Creeping Corrosion e incluso Night of Souls' Betrayal. Todas estas cartas tienen coste 4, pero son virtualmente insuperables si no estamos preparados, así que la auténtica calidad de un jugador de Affinity reside en las segundas y terceras partidas, en las cuales un mero fallo de cálculo nos podría costar la ronda.

El heraldo de la baraja no es otro que el Hall of Famer Frank Karsten, uno de los jugadores más correctos y analíticos de la historia, que no deja un solo detalle al azar, y se basa en la estadística para plantear cada paso de combate. Suele jugar barajas como Affinity o Storm, precisamente por su capacidad para analizar la situación matemáticamente. Esto nos indica que un buen jugador de Affinity debe ser un as de las ciencias exactas, así que aseguraos de dar importancia a la estadística en vuestro grupo de testeo, al menos mientras esté en mesa esta baraja.

Y hasta aquí hemos llegado con las barajas más importantes del formato. En mi grupo de testeo tenemos montadas las 6, y el paso inicial a dar es jugar todos los emparejamientos, unas 10 partidas de base y 20 de banquillo, saliendo cada baraja en la mitad de las veces. Una vez tengamos estos emparejamientos bien controlados, deberíamos entender la filosofía de todas estas barajas. Y con este conocimiento podremos plantear adecuadamente las partidas frente a ellas.

Tras esta etapa inicial nos queda la parte complicada, decantarse por una baraja. Cualquiera de estas seis es una elección respetable, de modo que para decidir, deberíais centraros en dos factores: Vuestro estilo de juego y vuestra experiencia. En mi caso personal, la experiencia me acerca a Scapeshift o GB Rock, pero mi estilo de juego me sitúa algo más hacia Tempo Twin, de modo que esas son mis tres opciones para afrontar el formato. Por ello lo más inteligente sería dedicarme al testeo de Twin para ver si soy capaz de pilotarla adecuadamente. Cada uno de vosotros debe hacerse esa misma pregunta: ¿Qué baraja debería jugar?

Si tenéis algo más de tiempo, siempre podéis probar algo del resto del formato, pero deberéis encarar todas y cada una de estas seis grandes, y ver si realmente estáis preparados para el metajuego del PTQ. Tenéis muchísimas opciones en Modern, y es casi imposible probarlas todas, así que esta me parece la mejor opción de testeo a día de hoy.

Espero que os haya gustado el artículo, y si tenéis alguna sugerencia sobre cómo mejorar este método o creéis que me falta alguna baraja en el Gauntlet, por favor no dudéis en dejarlo en los comentarios, que estaré encantado de contestar.

Un saludo a todos, Gonzalo.

Comentarios
calendario
Próximos
Premium
videos
Cargando...