noticias
social

¿Qué pasa con Modern?

Formato
Modern
Por Joy
martes 10 de marzo del 2015

Mucho se ha especulado sobre el estado de Modern estas últimas semanas, sobre los baneos, la diversidad de barajas, la no-interacción de algunos emparejamientos, incluso sobre si este formato debería ser replanteado como tal, e intentar algo totalmente nuevo…

Modern es actualmente, el formato que más me satisface en la mayoría de los aspectos. Muchos son los comentarios negativos acerca del formato, y no hago más que cansarme de leer que “Modern es Abzan, Twin y todo lo demás”, nada más lejos de la realidad, por supuesto.

En primer lugar, que existan decenas de barajas con las que puedes ganar un torneo es algo muy sano. Habrá quien ya no se acuerde, o quien ni siquiera conociese aquellos trepidantes formatos estándar dominados por CawBlade y Jund, o el antiguo formato extendido dominado por Elves Combo, incluso hace tan solo un año vivimos una especie de “dominio” de MonoBlack en estándar… Esto que voy a decir es carne de debate, y espero sinceramente que me repliquéis/apoyéis en los comentarios y podamos expresar nuestras opiniones: Los formatos con una, o unas pocas (normalmente no más de tres, un piedra-papel-tijera) barajas dominantes, APESTAN. Lógicamente cada uno de vosotros tendrá una opinión sobre esto, y una vez más, os animo a exponerla en los comentarios.

¿Por qué digo esto? En primer lugar, si el dominio es absoluto como el de CawBlade en su día, nos hartaremos de jugar contra esta baraja, ya sea Mirror o con otra de las barajas disponibles que elijamos, pero en cualquier caso, las partidas/torneos serán repetitivos, y esto no es divertido. No es divertido hacer siempre lo mismo. Para más inri, la baraja no es dominante por cualquier razón, sino que es dominante porque es la mejor con diferencia, por lo tanto será difícil subir de un 50/50 en el cruce contra ella, por mucho que lo intentemos. Por otro lado, la innovación queda totalmente cortada de raíz, puesto que cualquier idea que tengamos que no pueda plantar cara a la baraja dominante (normalmente pocas de nuestras ideas, porque sino no sería la dominante) queda totalmente descartada para cualquier torneo.

En segundo lugar, existe un dominio de la forma Piedra-Papel-Tijeras, en el que tres barajas son superiores al resto, por ejemplo, las barajas A, B y C. En este tipo de formatos, la baraja A gana a la B, ganando esta a la baraja C y esta última a la baraja A. Si, los torneos se vuelven un poco “dependientes” de los cruces que tengamos según la baraja que elijamos. Este formato ha existido en algunas ocasiones, por ejemplo, hace no muchos años, en estándar se pudo ver algo parecido a esto con Bant-Jund-UW Control. Jund ganaba a UW, que ganaba a Bant, que ganaba a Jund.

¿No existían más barajas que estas? Por supuesto que sí, pero suele ser algo típico que el resto de barajas tengan un buen cruce contra una de las tres dominantes y regular/malo contra las otras dos. Si esto ocurre, es fácil ver que es mejor opción decantarse directamente por una de las barajas dominantes ya que el buen cruce lo tenemos igualmente (por lo que este punto de la baraja no-dominante no es ninguna ventaja), el mirror suponemos que es 50/50 (aunque podemos ganar ventaja aquí si nos preparamos) e inevitablemente tendremos otro cruce malo.

¿Cómo podemos entonces ganar ventaja sobre el resto de los jugadores?

Existen varias posibilidades, pero todas pasan por hacer una buena predicción del metajuego. Creedme, soy lamentable haciendo esto. No, peor aún. Quizá es por esto por lo que no me siento cómodo en un formato de este estilo, pero a fin de cuentas, como dije antes, cada persona tiene su motivo :).

Una práctica común es asegurar el buen emparejamiento. Fortalecer el mirror para ganar ventaja contra dos de los tres mazos dominantes y confiar en el poder de las cartas para no cruzarnos con el emparejamiento malo más de una vez en todo el torneo. Nunca se me dio bien confiar en el poder de las cartas, supongo que a muchos de vosotros tampoco…

¿Pero… este artículo no iba de Modern? ¿Qué hace Joy hablándonos de formatos estándar antiguos?

Os hablo de esto porque Modern es todo lo contrario a estos esquemas de formato que os acabo de resumir. Para mí, todo formato en el que la posibilidad de elección se ve reducida porque uno/varios mazos tienen demasiado poder, es un formato que no es todo lo divertido que podría/debería ser. Por esta razón prohíben Treasure Cruise, Birthing Pod o Deathrite Shaman.

¿De verdad Modern era mejor cuando Deathrite Shaman y Bloodbraid Elf se paseaban por los torneos? ¿Y cuando no podíamos hacer nada comparable a un Treasure Cruise, o un Birthing Pod?

Estas cartas estaban muy presentes en el formato, lógicamente. Son demasiado poderosas. Al final, la mejor forma de combatir un Deathrite Shaman, es un Deathrite Shaman. Lo mismo ocurría con Treasure Cruise/Dig Through Time. Si no puedes vencerlos, únete a ellos.

Actualmente Modern se encuentra en una situación muy similar a la que estaba antes de la salida de Khans of Tarkir. Un formato equilibrado, con la diferencia de que Pod ya no está presente, y esto abre aún más las posibilidades a barajas que encontraban un mal cruce contra esta.

De verdad, no me cansaré de repetirlo, poder jugar un formato competitivo en el que poder elegir la baraja que más nos guste entre decenas de opciones distintas y saber que tenemos opciones reales de ganar los torneos, es algo a lo que sinceramente no le veo ningún lado malo.

Estoy seguro de que algunos de vosotros pensaréis que tanta variedad no es buena ya que hace más difícil el testeo y al final barajas “random” nos ganan en los torneos porque no sabíamos que llevaba la carta X o que de banquillo llevaba la carta Z. Pues bien, me vuelvo a mojar, Modern es el formato que más premia el testeo.

El testeo no solo consiste en jugar partidas contra las barajas más populares y sacar conclusiones. Esto es una parte muy importante del mismo, pero viene precedida por una elección de baraja que puede ser incluso más importante que las propias partidas. Una vez más nos encontramos con la predicción del metajuego, pero con una importante salvedad: En Modern no hay una, dos, ni tres barajas dominantes, ni por presencia ni por poder. No al menos en España. Imaginad que tratáis de decidiros entre varias barajas de Modern, o que una vez elegida, os queréis poner a testear. ¿Qué baraja esperaríais que fuese más popular? ¿Merfolks o RG Tron? ¿PIF o Living End? ¿Abzan o Twin?... Estas preguntas no son fáciles de responder, sobretodo cuando jugamos un torneo grande como un prePTQ o GP. Básicamente podemos jugar contra cualquier cosa. Para todos aquellos que piensen que el formato es Abzan y Twin, os animo a hacer un recuento de los emparejamientos que habéis tenido, y ver el porcentaje de rondas que jugáis contra los que se supone que son los dos arquetipos más poderosos… Os sorprenderéis.

Pero entonces… Si puedo jugar contra cualquier cosa, y el metajuego es muy complicado de predecir, ¿Cómo puedo ganar ventaja sobre el resto?

La forma fácil es conocer el metajuego, saber por donde van los tiros y ganar ventaja a partir de ahí, pero como ya hemos concluido que esto es complicado, nos queda la opción de pulir nuestro juego con una de las barajas existentes. Probablemente estéis de acuerdo conmigo si os digo que Burn, Affinity, Scapeshift, Hive Mind, e incluso Twin son barajas que tienen partidas muy sencillas de ganar, y otras que habrá que pelear. Es en estas últimas donde debemos salir victoriosos, y podemos incrementar nuestro porcentaje de victoria testeando una baraja para intentar jugarla a la perfección. Algunos podrán pensar que son barajas con lasque hay que tener suerte para ganar. Intentaré demostraros que esto no es cierto.

Permitidme poneros unos ejemplos: En la pasada temporada de PTQs de Modern, Joel Calafell repitió varios top8 de PTQ, primero con Affinity y después con GW Auras, consiguiendo al final con esta última el billete a Hawai. Lógicamente él no era el único jugando Auras ni Affinity en los PTQ donde llegó a lo más alto, ¿Por qué siempre llega él a lo más alto con estas barajas que se suponen de “suerte”? ¿Es que tiene más suerte que nadie en España?

Mucho me temo que la respuesta no es esta. La realidad es que la capacidad de Joel de optimizar cada jugada con Affinity o Auras es realmente alta, y esto marca la diferencia. Pensad en las posibles jugadas que podemos hacer con Affinity con un Arcbound Ravager y unos pocos artefactos más en la mesa, ¿Cuál es la correcta? Saberlo o no, es lo que hará que ganemos esa ronda cuando vamos X-1 y nos estamos jugando el top.

Otros ejemplos, precisamente con Affinity, me vienen a la cabeza de la mano de Ricardo Sánchez (Richi 1000Byes) o Adrián Retamosa, jugadores que han repetido top8 de PTQs o han tenido buenos resultados en GPs pilotando esta baraja. Os aseguro que ellos ganan muchas partidas en las que no tienen “suerte”. Simplemente optimizan cada jugada porque saben como hacerlo.

Pero no todo son barajas de “atraco” en Modern, y por supuesto no son las únicas con las que podemos marcar la diferencia. En la mayoría de torneos de Modern a los que he asistido, he visto a Álvaro Sánchez “Lopey” estar sentado en las mesas más altas pilotando UWR Control. Esto no es casualidad ni suerte, es el fruto de pulir su juego con esta baraja durante mucho tiempo. Al final logras marcar la diferencia.

Y ¿Qué me decís de Antonio del Moral “Charly”? Este es el máximo exponente de saber jugar tu baraja de forma correcta, de forma muy muy cercana a la perfección. En el streaming del Pro Tour en el que se llevó la victoria, pudimos verle realizar jugadas como Vendilion Clique en su main phase, o Pestermite/Deceiver Exarch en esta misma fase para enderezar una tierra. Jugar Snapcaster sin objetivos al final del turno para meter presión, dejar pasar un turno más para protegerse con Dispel… Una infinidad de jugadas que bien enlazadas unas a otras le llevaron a alzarse con el Pro Tour.

Modern premia conocer como funciona tu baraja y llevarlo hasta el máximo exponente. No todo se basa en jugar y testear, también leer artículos sobre tu baraja, tener un buen plan de banquillo o ver vídeos de los mejores jugadores pilotándola son elementos que nos ayudarán a ganar más. En cualquier caso, elegid la baraja que más os guste, incluso si es un invento propio, y explotadla al máximo. Podéis ganar, os lo garantizo, y si alguien aún no está convencido de esto que vea el último Starcity y con qué baraja Gerard Fabiano se alzó con la victoria. ¿Cuántos de vosotros os habríais atrevido a enfundar Ashiok, Thragtusk y Compulsive Research en Modern?

Que sea posible no quiere decir que sea fácil ganar ventaja sobre el resto de jugadores en Modern. En mi caso, este pasado fin de semana fui a jugar el primer prePTQ de la nueva temporada a Evolution Store, donde nos juntamos unas 85-90 personas. Acabé en el puesto 12 con un 5-2 y muy enfadado conmigo mismo, pues tuve un error de esos que son típicos en Modern. En primer lugar, debo deciros que elegí jugar Burn!, esto sorprendió a muchos de mis amigos, e incluso hubo gente que me ha perdido el respeto por ello :P. Debo deciros que la baraja es muy buena y que no es tan fácil “hatearla” como parece.

¿El error fue elegir esta baraja? No lo creo, de hecho volvería a jugarla hoy mismo si el prePTQ fuese exactamente el mismo. Mi error vino en la ronda 4 donde tras ir 3-0 me confundí al sidear contra Abzan en la segunda partida y me volví a confundir en la tercera protegiendo un Eidolón con un Boros Charm con el que debí haber hecho 4 daños a mi rival. Más tarde le dejé en dos vidas, justo las que deje de hacerle por no utilizar correctamente mi hechizo. En ronda 5 volví a confundirme al sidear en la tercera partida y acabé con varios Eidolones inútiles en la mano, en una partida en la que salí destruido.

Varias partidas perdí dejando a mi rival a tiro de un solo rayo (1-3 vidas), cada vez que ocurre esto tengo la sensación de que he fallado daños por el camino, que podría haber secuenciado mis hechizos de otra forma para ganar. Esta es la realidad de Modern, y no la “mala suerte que tuve porque me robé cuatro tierras seguidas con mi rival a 1 vida”, algo que también me pasó, y estoy seguro de que pude quitarle esa vida y algo hice mal durante la partida.

Siempre ha existido el tópico de que Burn, Affinity, Infect o Scapeshift “van solas” y son fáciles de jugar. Lo interesante es que si son barajas con las que alguien “novato” puede ganar varias rondas, pero la diferencia entre explotarlas al máximo y solo explotar su lado más atracador es la diferencia entre el top8 y el X-2. Casualmente las personas que suelen explotar mejor todos los aspectos del juego, esas en las que nos fijamos por lo bien que juegan sus barajas, suelen ser las que están en las mesas más altas en los torneos de Modern.

Por esto, la próxima vez que os planteéis jugar un torneo de Modern, jugad lo más os guste, lo que más os divierta, la baraja con la que más experiencia tengáis. Esto se verá reflejado en vuestros resultados a la larga, os lo garantizo.

Para concluir, os diré que Modern es un formato tan sano como el Estándar que estamos viviendo actualmente, totalmente abierto a la innovación y con un sinfín de posibilidades que se adaptan a todos los gustos. Es cierto que se ven partidas “injustas” en Modern que vienen de barajas como Amulet Combo o Affinity, pero estas son una parte mínima del formato, y existen varias cartas para destruir por completo este tipo de estrategias, tan solo hay que encontrar la línea de juego óptima.

Recordad, como dice Gerard Fabiano…”There are no bad formats, only bad attitudes”

Muchas gracias a todos por leer! Un saludo!

@Joy_NYK en Twitter.  

Comentarios
calendario
Próximos
Premium
videos
Cargando...