Regalos

Formato
Modern
Por Gonzalo
domingo 18 de mayo del 2014

Hola a todos, hoy voy a centrar mi artículo en una sola carta. Se trata de un motor de ventaja que a duras penas ve juego en Modern, a pesar de su tremendo potencial: Gifts Ungiven. Para poneros un poco en situación, la semana que anunciaron este formato, dedique todos mis esfuerzos a diseñar una lista de la compra con todas las cartas importantes del formato, y el instantáneo ocupo uno de los primeros puestos. Sin embargo, tras años de torneos de Modern, aún no he jugado ese playset que me compré. Así que va siendo hora de ponerlos a prueba.

¿Y por qué hacerlo ahora? Pues la verdad es que el exilio del chamán, y la reducción en la población de cienos carroñeros, podemos explotar la parte en la cual 2 de nuestras preciadas cartas acaban sepultadas. Ahora bien, ¿Qué opciones tenemos? Aunque ninguna de las barajas que utilizan este motor sea dominante en el formato, tenemos muchas y variadas estrategias que lo llegan a explotar. Sin más demoras, paso a presentaros las opciones más interesantes:



Nuestra primera opción es un viejo conocido del formato. Se trate de una baraja increíblemente versátil, pues nos permite aprovechar la mayoría de recursos que nos ofrece el formato, quedando a un lado solo el poder del mago rojo. Grandes jugadores han llevado la baraja a torneos de distinta índole, y una de sus variantes fue la que llevo a Martin Scheinin al top 8 del GP Bilbao hace algo menos de un año. Actualmente, las listas han dejado de un lado los contrahechizos para hacer hueco a removal y disrupción de mano. Una de las ventajas de esta construcción respecto a las demás que veremos es que aprovecha al 100% el potencial de Gifts. Podemos buscar la pila sencilla de Unburial + Iona Elesh, pero también tenemos un montón de pilas que nos permiten drenar los recursos del oponente poco a poco. Contra estrategias agresivas podemos buscar Lingering Souls + Timely Reinforcements + Unburial Rites + Thragtusk y alargar la partida al máximo. Contra Twin o Pod podemos buscarnos un montón de removal y descarte, y contra control tenemos un recurso totalmente demoledor: Life from the loam. Una pila con Urborg, Twilight Mire, Life y Raven’s Crime convertirá cada tierra que recuperemos en un descartador, mermando muchísimo los recursos del oponente. Además, todo esto queda acompañado de Snapcaster Mage, de modo que nuestro rival deberá tener en cuenta a Tiago cada vez que busquemos un regalo, pues actúa como regrowth para casi cualquier carta que nos busquemos. Y por si todo esto fuera poco, un banquillo preparado para cualquier situación nos permite quitar las cartas inútiles del maindeck en cada una de las partidas, de modo que los game 2 y 3 son mucho más cómodos. La principal desventaja de la baraja es que nos obliga a jugar 4 colores, de modo que la base de maná es bastante exigente; aunque con 6 aceleradores y 8 fetch en nuestros colores, no resulta demasiado problemático.

Pasamos a nuestra segunda alternativa: UW Tron. El mismísimo Reid Duke consideró esta la baraja a jugar de cara al GP de construido más grande de la historia. Y aunque en esta ocasión el jugador del momento no se llevara el gato al agua; nos dejó una lista bastante trabajada y con muchísimas posibilidades. De nuevo se trata de una estrategia bastante longeva en el formato: ya en la primera tanda de PTQs de modern, esta era una de las barajas a batir. Ha llovido mucho desde los tiempos de Scepter of Secrets, pero la principal baza de la baraja sigue totalmente intacta: Inevitabilidad. Es un deck con un late-game devastador, y con la capacidad de puentear el maná mediante el odiado Urzatron. Se trata de una baraja de control a la antigua usanza, con un montón de cartas reactivas que pretenden estirar la partida hasta que la calidad de nuestras win condition deje las cartas de nuestro rival a la altura del betún. En versiones previas, el paquete de Gifts no era más que una manera de acelerar la partida, sirviendo como acelerador para los bicharracos de turno. Y aunque es cierto que siempre se han podido usar como mero mecanismo de ventaja, en esta lista tienen un bonus que podríamos pasar por alto en primera instancia. Pongamos una situación de partida en la que llegamos a juntar 15 manás: jugamos nuestros regalos en la fase final del oponente y buscamos Emrakul, Gifts, Thirst for knowledge y otra carta. En este momento, nuestro oponente ha perdido la partida, no nos puede dar al Eldrazi, así que lo que no nos dé va de vuelta a la baraja. Lo más probable es que acabemos con Thirst y la cuarta carta en mano, que nos permiten profundizar aún más en la baraja hasta finalmente encontrar el Emrakul. Y si sumamos una Revelación a la mezcla, la situación acaba bastante de cara.

Ahora pasamos a una baraja que explota estos mismos motores, pero de modo totalmente distinto: Izettron. En este caso el precursor de la lista no es otro que Jarvis Yu, que en su día la utilizó para clasificarse en la primera tanda de PTQs de modern. A día de hoy sigue jugándose, y las listas son muy variadas, utilizando desde el novedoso Steam Augury hasta joyas del viejo mundo como Trash for treasure junto a Sundering titan. El objetivo es similar al de UW tron, pero la combinación con rojo nos niega parte de la versatilidad a cambio de mucha mayor explosividad; aunque no tengamos la opción de reanimar uno de nuestros monstruos. Normalmente un Through the breach con un Eldrazi será suficiente para sentenciar la partida, pero en los casos en los que no lleguemos a tiempo, los elementos reactivos nos permiten recomponernos bastante rápido. Para que todo este plan funcione, es necesaria mucha manipulación, de modo que maximizamos los Thirst y jugaremos respuestas cantrip que nos permiten marcar el ritmo de la partida: Remand y Repeal. Otra ventaja respecto a la lista previa es que todos los finishers que jugamos se lanzan por maná incoloro, de modo que nuestra base de maná será menos exigente. Como detalle interesante, solo me gustaría comentar que algunas de las listas llevan Blood Moon de banquillo; así que si acabáis encarando a una UR Tron, no os confiéis pensando que una luna de sangre vaya a ser Game Over.



Aquí os presento a mi favorito personal: WUR Gifts. ¿Por qué me gusta más que las otras listas? Fácil, no depende de los regalos para ganar una partida. UWR es una combinación de colores que lleva dando vueltas por Modern desde el día que lo anunciaron; hemos jugado toda clase de aberraciones en estas combinaciones, desde barajas dedicadas al cetro isócrono hasta burn con doble splash para Steppe Lynx y Snapcaster Mage. Y esta no es más que una encarnación un poco creativa de la combinación. Tenemos el núcleo de las barajas de control UWR con Relámpago, Path to Exile y Snapcaster, y le añadimos una condición de victoria algo más robusta que Ajani Vengeant. Es posible que como plan A tenga bastantes flecos, pero siempre podemos limitarnos a quemar el rostro del contrario y utilizar los regalos para seguir encadenando chispas. Además, estos tres colores nos ofrecen opciones de banquillo casi ilimitadas, de modo que, al igual que con la 4 Color, las segundas y terceras partidas suelen ser bastante más llevaderas. ¿Es posible que un elemento de combo sea lo que necesitan las barajas de control? No estoy totalmente seguro, pero estoy dispuesto a averiguarlo, y probablemente le dé una oportunidad a la baraja en futuros FNM.


Y como último candidato os presento una creación de Carlos Ballester, jugador de gran calidad a nivel nacional que conocí en persona durante el pasado Arcanis 20K. Es una de las múltiples variantes que aprovechan Valakut como condición de victoria, de modo que la resolución de un Scapeshift significa game over en la mayoría de ocasiones. En realidad es muy similar a las variantes de control del arquetipo, y como soy un jugador recurrente de estas, me llama bastante la atención. El objetivo principal es estirar al máximo la partida, hasta llegar a un punto en el que resolvamos un Scapeshift letal con la protección necesaria. Los regalos no entregados no son más que un mecanismo de selección, pero la configuración de Snapcaster + Eternal Witness consigue un efecto de tutor que además nos da una carta extra. Es un motor algo caro, pero en una baraja como esta, el maná rara vez es un problema, de modo que puede exprimir al máximo esta interacción. Y como valor añadido, podemos configurar el banquillo de tal modo que tengamos múltiples balas de plata, que encontraremos de manera muy sencilla gracias a los Gifts. Una idea genial, con la que Carlos ha obtenido muy buenos resultados.

Aunque personalmente tengo claro mi favorito, me gustaría que os animarais y comentaseis cuál de las barajas os parece más divertida o potente. Y si se me ha pasado alguna opción, siempre la podéis dejar en los comentarios. Un saludo.


Comentarios
calendario
Próximos
Premium
videos
Cargando...