noticias
social

Tipos de compradores

Formato
Economía
Por Peter Lion
lunes 04 de agosto del 2014

Inicio con este una serie de tres artículos sobre compradores. En la primera parte hablaremos de tipos de compradores de cartas. En la segunda, enlazaré con los cambios de juego organizado y el efecto en la economía del juego, y en la tercera hablaré sobre la inconsciencia de la mayoría de personas que juega a Magic y en los riesgos financieros que asume.

En el artículo de hoy voy a tratar de romper una lanza a favor de todas las personas que consumen y compran Magic, más allá de su interés en el juego, su nivel o la razón por la que compran Magic.

Durante los últimos años, mucha gente ha encontrado en Magic un lugar al cual dedicar distintas cantidades de dinero con la expectativa de obtener mayor riqueza en un futuro de corto, medio y largo plazo. Al tiempo que crecía el interés en las “finanzas” de las cartas, algunas personas veían con distintos gustos esta actitud. Recientemente ha habido multitud de polémicas sobre acaparadores, especuladores, inversores, etc. En casi todos los casos, las críticas me parecen erróneas, por eso escribo lo siguiente.

Todos conocemos a alguien que en un momento determinado en lugar de comprar un playset de una carta que acaba de salir, decide comprar 5 porque piensa que el precio de la carta es menor del que debería y que va a subir. Hay quien ve esto mal, pues considera que esta restringiendo la disponibilidad de cartas y haciendo subir el precio artificialmente. Esto no es así. En Magic hay pocos compradores y vendedores, pero no hay pocas cartas (hablando siempre de edición corriente, no foil, pero nadie se queja de que alguien compre excesivo foil, la gente suele quejarse porque algo que quiere jugar es caro). Por tanto, que alguien arriesgue su dinero, para tener en su casa paradas copias de cartas que no va a jugar, con un retorno sobre la inversión totalmente incierto, con alta probabilidad de que este sea negativo como vimos en el artículo sobre bolsa (la mayoría de las cartas pierden valor con el tiempo, no ganan), durante un tiempo que no está claro cuánto tendrá que ser, es algo que debería alegrarnos más que enfurecernos. Así que no, no estoy de acuerdo con quien dice que por culpa de la gente que compra más cartas de las que necesita el precio sube artificialmente. El precio podrá subir, pero no tiene porque ser artificialmente. Si mucha gente piensa que una carta se va a jugar, su precio subirá, se negocie mucho o poco volumen. Como añadido, hay que comentar que en el 99% de las veces, Magic es un juego de información clara para todos los jugadores, por lo que cualquier persona está en disposición de arriesgar su dinero. No hay ventajas. En este caos descrito, decimos que estamos hablando de especulación. El especulador no es más que un agente que traslada información al precio de un bien, y este subirá o bajara en función de las expectativas y demandas del mercado. No juega con ventaja, y arriesga totalmente su dinero.

Diría que casi todos los jugadores de Magic caen en el grupo de especulador o de comprador por valor de juego. Por ello creo que casi todas las compras y ventas que se dan en Magic son positivas para la economía del juego, pues todas colaboran en ajustar los precios hacia las expectativas del mercado. Solo se me ocurren dos casos en que no son así, y no son excesivamente negativas. Son los casos de acaparamiento de una carta y de información interna.

En los últimos tiempos, se han producido algunos fenómenos como el siguiente (Gráfico de mtggoldfish):


Esto que vemos, es un intento de acaparar el mercado de la carta Aluren. En los últimos años ha sucedido varias veces con cartas de Eternal, de las cuales hay una oferta pequeña dado el paso de los años y la reducida oferta de aquellos tiempos en comparación con la cantidad de jugadores activos actuales. Una serie de gente se pone de acuerdo en intentar comprar todos los Aluren que puedan para lo cual no dudan en lanzarse a la red con unos buenos bolsillos y dejarse la pasta a base de bien, hasta ver subir el precio de la carta hasta donde ellos consideran. Luego empiezan a vender, cada vez más barato, hasta que el precio vuelve a su lugar original si no hay un cambio en la demanda real. El beneficio que obtienen es el comprar todas las copias que pueden lo más barato posible y luego ponerse de acuerdo en cuando empezar a vender para tomar los precios más altos posibles. En este caso, la carta costaba 5 dólares el 8/12/2012, 24 dólares el 13/12/2012, momento de precio máximo en el cual comienza su despeño.

Lo más divertido del asunto es que en general, se necesita de la codicia y estupidez de terceros para logar beneficios haciendo esto. Si observamos la imagen vemos como el precio de aluren es absolutamente estable durante años, luego en diciembre un grupo de gente compra todas las copias que ve y su precio se dispara hasta casi 5 veces su precio original. Pero para vender tus copias que has llegado a pagar por encima de 15 (y probablemente por encima de 20), tienes que encontrar a alguien que te pague, y ahí entra la codicia de la gente que ve que el Aluren se ha disparado de precio y se hacen pajas mentales pensando que si habrá un combo nuevo o que si cura el sida. Y lo compran, solo pensando en que seguirá subiendo y podrán vender un poco más caro de lo que compraron. Sorpresa, de buenas a primeras el grupo de compradores original, que tiene un % altísimo de todas las copias en mercado, decide venderlas, y comienza a bajar el precio, atrapando a los últimos compradores. En este caso particular me sorprende un poco lo lento que case el precio, lo normal es que suceda más rápido.

En todo esto, si hay gente que puede salir perjudicada. Y no me refiero a la gente que compro a 24 pensando que subiría, esos asumieron un riesgo, salió mal, pues a perder. Me refiero a quien quiera jugar la carta y no la tenga. Durante unas semanas (o meses), se enfrenta a un precio irreal generado por gente que no quería jugar la carta. Esto tiene pocas soluciones. La memoria de precio de todos los que entraron a 21, 24, 22 o 19 les hace intentar perder lo menos posible. Irremediablemente, el precio vuelve a 5 dólares, pero durante mucho tiempo es difícil encontrar copias a precios cercanos a valor real.

El otro caso negativo, se produce en casos de información interna sobre prohibiciones y liberaciones (y podríamos añadir el god book). En el caso de la B/R list, no tengo constancia de que haya existido nunca un problema de Wizards y que se haya filtrado información, ni Wizards lo ha reconocido nunca. En la otra mano tenemos esto, que cada uno saque las conclusiones que quiera:

El cuadrado con una T representa el día en que se anunció que Deathrite era prohibido en Modern y que Bitterblossom y el Gato salían libres de la cárcel. ¿Qué pasó los días anteriores? No quiero aseverar con un 100% de certeza, pero está claro que se hablaba desde hacia tiempo de la liberación de Bitterblossom. El salto de precio, sin información es de 7 dólares a 27 en apenas 15 días. ¿Sabía alguien lo que iba a ocurrir? No tengo ni idea, pero si tengo que mojarme diría que sí.

Este último tipo de comprador es un arbitrajista. Pero además de un tipo bastante perjudicial para el mercado y la sociedad, es un parasito. Un arbritrajista normalmente solo es alguien que llega antes a la información, pero a una información ya libre, y lo aprovecha en segundos para hacer operaciones buenas para su bolsillo. El parasito es éste que llega antes a la información pero cuando ésta aun no es libre. Como digo, creo que Wizards nunca ha reconocido la existencia de filtraciones continuadas, me reservo mi opinión al respecto. En cualquier momento en que descubráis que pudiese existir algo así, denunciadlo.

Hago un aparte muy rápido para comentar mi preocupación sobre el trato de Wizards a sus empleados. El tema del Bitterblossom es muy grave. Recientemente leí que a algunos empleados se les estaban levantando las prohibiciones de jugar determinados torneos. Me parece infame. Solo quiero expresar que estoy completamente en contra de que los empleados participen en torneos sancionados. Cuando entras a trabajar a la CNMV o la SEC, renuncias a numerosos privilegios a la hora de invertir, porque por tu trabajo, tienes más información que el ciudadano normal. Los empleados de Wizards, en un mundo ideal, no podría tener relación con el juego o comprar cartas, pero claro, el mundo es el que es.

Sin más dilación, vuelvo a centrarte. Tema del god book. Por si alguien no lo recuerda, esto fue un problema que hubo con algunos jugadores franceses a los que les pasaron el spoiler de una colección para escribir en una revista, y estos, pese a firmar un acuerdo de confidencialidad, lo pasaron a ciertas personas y finalmente se filtro a toda la comunidad mucho antes de lo deseado. Para mí, un descojono serio. La gran mayoría de reacciones se centraron en que si Wafo-Tapa y sus amigos podían testear antes que el resto de la gente y si esto les daba ventaja en GPs y Pro Tours. Obvio que era así, pero es que es algo que Wizards alentaba, igual que muchísimos españoles tuvieron acceso a cartas que iban a salir antes que otros porque escribían en revistas de papel hace años. Nuestro amigo comedor de fresas (y jugador al que tengo especial respeto, me parece un superlevel histórico) fue sancionado y ahí se acabó la historia, pero la realidad es que sabiendo lo que iba a salir en Nueva Pirexia, mucha gente tuvo ventaja (y aun tiene) para comprar y vender cartas. Esto es difícil de evitar por parte de Wizards. El juego necesita su promoción, y los lanzamientos de colecciones son momentos importantísimos en los que Hasbro se juega muchísimo dinero. De hecho, Los franceses fueron sancionados como mensaje a todo el mundo de que con el dinero de Hasbro no se juega.

Para finalizar, me gustaría recalcar algo. El 99,99% de las compras y ventas que se hacen en Magic no dañan el juego. El 99,99% de los compradores son gente que quiere las cartas para jugar o porque piensa que pueden subir de valor, y eso no es malo. Los dos casos sangrantes que hemos visto no representan más que algo minúsculo en un océano enorme, por lo que desde aquí pido, que la próxima vez que saquemos un improperio hacia un compañero en una tienda, nos lo pensemos dos veces.

Próximamente dos artículos interesantes, la locura de cambios en PTQs, el fin de las temporadas marcadas en el calendario, y la locura que obnubila a muchos comprando Magic. No dejéis de comentarnos cualquier inquietud, opinión, acuerdos y desacuerdos sobre el artículo en los comentarios.

Hasta la próxima.



Comentarios
calendario
Próximos
Premium
videos
Cargando...