Walking Deck #2: Revengeance

Formato
Modern
Por Gonzalo
martes 28 de octubre del 2014

Hola de nuevo a todos. Esta semana me gustaría retomar aquel intento de exponer una baraja de modo completo, ese que conocíamos como The Walking Deck. En la primera edición, os mostré una baraja agresiva de cuatro colores, con presión, disrupción y un buen Late game gracias a un montón de rayos.

En esta ocasión, nos pasamos al lado oscuro de Magic, y vamos a analizar una de las pocas barajas que son capaces de terminar la partida en el turno 2: Goryo’s Vengeance. Para poneros en situación, os dejo una de las listas más extendidas del arquetipo:

Podemos ver que en esta lista pasan varias cosas: El plan A es descartar un tocino enorme y reanimarlo con Goryo’s Vengeance para sentenciar la partida. Si es Griselbrand, nos dedicaremos a robar cartas e intentar encadenar Fury of the Hordes para acabar con las vidas de nuestro oponente. Si el descartado es Emrakul, las cosas se complican, porque habrá que responder al Trigger de Barajear el cementerio con la venganza. A cambio, metemos un tortazo imponente y barremos del camino 6 permanentes del oponente. Como alternativa, tenemos un playset de Through the Breach, que requieren un poco más de maná, pero nos dejan saltarnos el procedimiento de descarte, y además dejan el tronce en el cementerio para posteriores usos. El problema principal de esta lista es doble: por un lado, nos obliga a jugar Simian Spirit Guide y Pentad Prism para asegurarnos de pagar el Through, y por otro, atacar con Emrakul no garantiza ganar la partida, especialmente si hay algún bloqueador en el otro lado.

Por ello os voy a proponer esta otra lista basada totalmente en Griselbrand:

Bueno, nos vamos por partes. El núcleo de la baraja, sigue siendo el mismo, pero algo más compacto: 4 Griselbrand y 4 Goryo’s Vengeance. El objetivo principal es reanimar al demonio lo antes posible, de modo que en este caso tenemos que maximizar la consistencia a la hora de encontrarlos.

Aqui radica la diferencia básica con la otra baraja. Para maximizar las cartas que pasen por el cementerio y mejorar nuestro alcance, tenemos un cantrip que acerca a Griselbrand al Cementerio y un auténtico dragador que dobla su utilidad en el Late Game, cuando nos permite meter al diablo con prisa, y sin miedo a tener que exiliarlo en la fase final.


Con todas estas cartas que hemos mencionado antes llenamos el cementerio, pero tenemos un problema básico: encontrar el Goryo’s. Para ello contamos con el Snapcaster Mage, que dobla la utilizad de todas las cartas que rellenan nuestro cementerio, pero además acaba de llegar un nuevo cartonazo: Trasure Cruise. El Ancestral dota a la baraja de mucha más consistencia que antes, y con todos los Faithless Looting y demás robadores de la baraja, resulta tremendamente fácil encadenarlos para esculpir la mano perfecta. He probado Dig Through Time en la baraja, pero el coste azul adicional puede ser problemático, ya que el deck tiene un cuello de botella en las tierras, y cada maná usado debe ser imprescindible.

¿Y qué pasa si nos robamos el Griselbrand? Pues que lo podremos descartar gracias al saqueo y uno de los tres modos del amuleto. Estas cartas permiten configurar el kill desde la mano inicial, sin depender de dragar un demonio para poder aniquilar al ponente. Además, el Izzet Charm es la carta más versátil de la baraja, nos permite quitarnos de encima cualquier bicho molesto como Thalia o un Spirit of the labyrinth, así como contrarrestar cualquier hechizo molesto: desde Blood Moon hasta Pyromancer Ascension.

Por último tenemos la opción de añadir a la mezcla 4 Lightning bolt, que pueden ser exiliados por el Fury of the Horde y nos dejan tener un plan alternativo a combar a base de Burn + Snapcaster Mage.

Y este plan alternativo queda complementado en el banquillo, cuando 4 Young Pyromancer entran en escena. Si esperamos emparejamientos en los que nos sideen auténtico hate como Rest in Peace o Eidolon of Rhetoric, el piromante nos permite tener una amenaza adicional, y jugar al plan del tempo. Pero además un playset de Duress complementa a la perfección esta estrategia, pudiendo sidear Breaking y Fury of the horde para utilizar a Griselbrand solo como un robador más. Y todo complementado por un demonio algo diferente: Tombstalker, siempre que no esperamos un Rest in Peace.

He jugado esta lista en varios FNM para un 4-0, un 3-1 y un 2-2 (que tuvo que ver con robar 28 cartas y no ver ninguna Fury of the Horde vs Affinity cuando moría a la vuelta).

Espero que os haya gustado el artículo y alguno se anime a jugar la baraja, que es de lo más potente que se puede jugar en Modern ahora mismo. Un saludo, y no olvidéis comentar abajo cualquier cosa que consideréis oportuna.

Comentarios
calendario
Próximos
Premium
videos
Cargando...